Las Eurociudades se han convertido en proyectos pioneros en el seno de la Unión Europea para ejemplarizar un nuevo modelo de cooperación de segunda generación que va más allá de la mera colaboración institucional.
Las Eurociudades se han convertido en proyectos pioneros en el seno de la Unión Europea para ejemplarizar un nuevo modelo de cooperación de segunda generación que va más allá de la mera colaboración institucional.

LAS EUROCIUDADES IBÉRICAS ACUERDAN CONSTITUIRSE COMO RED PARA COMPARTIR EXPERIENCIAS Y ACOMETER PROYECTOS EN COMÚN

Por Redacción
08-03-2017 Sociedad

Las Eurociudades de Chaves-Verín, Tui-Valença do Minho y del Guadiana han acordado crear la Red Ibérica de Eurociudades con el objetivo de intensificar los intercambios y potenciar la transferencia de conocimientos adquiridos por parte de estas estructuras de cooperación territorial de proximidad. Las bases de esta estructura de coordinación entre las mismas se definieron con motivo de la celebración en Castro Marim (Portugal) de la segunda Jornada Técnica de Eurociudades.

La constitución de una Red Ibérica de Eurociudades pretende aglutinar el conjunto de estas entidades que actualmente operan en la península ibérica, tanto en la frontera luso-española como en la hispano-francesa, para fomentar la coordinación y potenciación de unas relaciones que cobran mayor sentido entre este tipo de entidades debido a la similitud de problemáticas existentes en los territorios transfronterizos, habitualmente con formatos de resolución que no dependen del ámbito de actuación de las autoridades locales, regionales e incluso nacionales.

Las Eurociudades se han convertido en proyectos pioneros en el seno de la Unión Europea para ejemplarizar un nuevo modelo de cooperación de segunda generación que va más allá de la mera colaboración institucional, siendo una de las principales demostraciones de que es posible adoptar un nuevo modelo de ciudadanía europea.

Entre los objetivos de las Eurociudades está la puesta en común de los recursos, a través del planeamiento y gestión conjunta de servicios y equipamientos de sus ciudades. Las intervenciones, cercanas a los ciudadanos, pretenden promover la convergencia institucional, social, cultural y medioambiental entre sus ciudades, que pasan a utilizar el efecto frontera como una oportunidad de desarrollo territorial y socio-económico.

En la Red de Eurociudades Ibéricas, además de las tres entidades presentes en la Jornada de Eurociudades en Castro Marim, se invitará a que formalicen su entrada en la misma a la Eurociudad Vasca y a Elvas-Badajoz.