La imagen de Nuestro Padre Jesús de la Pasión, del escultor ayamontino Antonio León Ortega, saliendo de la Parroquia de Nuestra Señora de las Angustias.
La imagen de Nuestro Padre Jesús de la Pasión, del escultor ayamontino Antonio León Ortega, saliendo de la Parroquia de Nuestra Señora de las Angustias.

LA PASIÓN DESFILA EN AYAMONTE

Por Javier Losa
13-04-2017 Semana Santa

» Nuestro Padre Jesús de la Pasión y María Santísima de la Paz hicieron rebosar de Fe a los ayamontinos la noche del Miércoles Santo.

En la noche de ayer, en la Parroquia de Nuestra Señora de las Angustias, comenzó su Estación de Penitencia la Hermandad y Cofradía del Santísimo Cristo de la Victoria, Nuestro Padre Jesús de la Pasión y María Santísima de la Paz, bajo un cielo estrellado, asegurando la Estación durante toda la velada.

    Este año, coincidiendo con el setenta y cinco aniversario de la bendición de la venerada imagen de Pasión, en la que en la mañana del miercoles, tuvo el honor de hacer la primera levantá, el alcalde del Ayuntamiento de Ayamonte, Alberto Fernández, en representación de la localidad.

Por la tarde, la primera imagen en procesionar en la Estación de Penitencia, exornada con claveles de sangre de toro, fue Nuestro Padre Jesús de la Pasión, del escultor ayamontino D. Antonio León Ortega, acompañada por la Banda de Cornetas y Tambores "La Merced" de Huelva.  Durante su estación, la imagen llevaba un relicario de la Santa María de la Purisima, regalado por la Familia Díaz Castellano.

Como cada año, el hijo del imaginero, Antonio León Ferrero, estuvo  presente durante la estación de penitencia, dado la belleza que le causaba su padre ante la imagen de Pasión, considerada para el escultor, como una de sus mejores obras.

Acompañándole, la segunda imagen, María Santísima de la Paz, también del escultor D. Antonio León Ortega, fue recibida entre aplausos y vítores. La Virgen, decorada con ranunculos blancos, estuvo seguida por la Banda de Música del Valverde del Camino, y donde este año estrenaba un nuevo traspaso del bordado de la saya a Tisú (Tela de seda entretejida con hilos de oro o plata).

La Estación de Penitencia, con más de 300 nazarenos, vio como este año pudo realizar su recorrido y así eliminar el triste recuerdo del año pasado por la aparición de la lluvia.

Esta Hermandad fue fundada por excombatientes de la Guerra Civil de la primera mitad del pasado siglo.

La hermandad recorrió lugares como el Convento de las Hermanas de la Cruz, la esquina de la Peña o el Paseo de la Ribera.

cargando imágenes