La imagen de la Oracion en el Huerto, saliendo de la Parroquia de Nuestro Señor y Salvador.
La imagen de la Oracion en el Huerto, saliendo de la Parroquia de Nuestro Señor y Salvador.

INMEJORABLE JORNADA DE JUEVES SANTO EN AYAMONTE

Por Javier Losa
13-04-2017 Semana Santa

»Los cofrades ayamontinos no han defraudado frente a las hermandades del municipio.

El Barrio de la Villa de la ciudad de Ayamonte, es el lugar donde la Real, ilustre y Muy Antigua Hermandad Sacramental del Salvador y Cofradía de Penitencia de la Oración en el Huerto, Nuestro Padre Jesús Caído y Nuestra Señora de la Amargura, iniciaba su salida procesional desde la Parroquia de Nuestro Señor y Salvador, pero también donde la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno y María Santísima del Socorro hace su procesión en la madrugada ayamontina.

Hizo su aparición en la Estación de Penitencia, el paso de misterio de la Oración en el Huerto, del imaginero ayamontino D. Antonio León Ortega, sobre un monte de claveles rojos y acompañado por la Agrupación Musical Cristo de la Buena Muerte de Ayamonte bajo un cielo estrellado.

Tras de él, aparecía la imagen de Nuestro Padre Jesús Caído, de autor anónimo, decorado con estatíes morado y seguido por la Banda de Cornetas y Tambores Escuela Municipal de Punta Umbría. Por último, saldría también en procesión, el paso de palio de Nuestra Señora de la Amargura, adornado con claveles rosa y jarras frontales, acompañado por la Banda de Música Nuestra Madre de la Consolación de Huelva. 

Mientras tanto, los cargadores de las imágenes de la Madruga, realizaron las salves en las diferentes Parroquias o Templos de la Ciudad, que años tras años, se puede ver un gran número de mujeres vestida de mantilla,  como marca la tradición en Jueves Santo.

Una vez recogido ya en su parroquia la hermandad del Jueves Santo, llegó el momento más esperado de la madrugada: la salida desde la Capilla del Socorro de la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno y María Santísima del Socorro.

El paso de Nuestro Padre Jesús Nazareno llevó el monte decorado con claveles rojos y esquinas de rosas rojas. El paso de María Santísima del Socorro portó orquídeas blancas.

Tal como marca la tradición, las imágenes no estuvieron acompañadas por los cofrades usuales, por sus hábitos distintivos o ritos seculares, como tampoco por bandas de música.

El pueblo entero de Ayamonte siguió a los dos pasos la madrugada del Viernes Santo, desde el Barrio de la Villa al Paseo de la Ribera y su vuelta hasta la Capilla del Socorro.

Los cargadores, hermanos de la Cofradía, en Ayamonte llevan a Cristo y a María sobre andas, sin apoyo o descanso fijo. Todo el peso recae sobre horquetas de hierro que ellos mismos portan dando vida al sonido característico del paso del “Abuelo” y de la Virgen.

cargando imágenes